Catch One: un mundo hecho cuerpo

Autor: Renan Camilo

En el mundo, el ser humano tiene su lugar y este lugar es el cuerpo. Cada persona vive, porque vive en un cuerpo que, no por coincidencia, es el gran paisaje cinematográfico. Atravesado por la luz que lo proyecta, tiene la fuerza de contener en sí mismo el exterior y el interior, el gesto que puede ser un grito, un silencio, una transgresión. Pero ¿qué pasa cuando en la realidad del mundo este cuerpo es intimidado, violentado, silenciado?

El documental Jewel’s Catch One, más allá de presentar el legado de Jewel Thais-Williams en el entorno de la disco Catch One en Los Ángeles, Estados Unidos, pone en la pantalla una corporeidad negra y homosexual que en este espacio pudo encontrar un lugar seguro en un tiempo en que no era permitido, por ley, que una persona pudiera danzar con otra del mismo sexo, y en que la policía arrastraba a las personas a la cárcel por el simple hecho de ser gay.

 

Vogue, travestismo, danza, música, cultura, salud, cuidado, generosidad, SIDA, amor… Todo canalizado en una única lucha: la del derecho de existir. Cuando los cuerpos están en movimiento o en acción, ellos instalan un modo de ser en el mundo y crean esta corporeidad en la cual se introduce el tiempo, el espacio, las resistencias y transgresiones, configurando el diálogo en la acción y en el pensamiento y poniendo en marcha transformaciones.

«Love is in my heart / Tearing the rules apart / So, why should I be ashamed» dice la canción de Evelyn Champagne King. De eso trata el documental, de eso trata la revolución sexual y cultural que tuvo lugar en Catch One. Jewel Thais-Williams creó un espacio para incendiar los cuerpos con fuerza, deseo, amor y generosidad, de esa manera abrió el camino para que toda una generación, ya en otro tiempo, incluso, en otros espacios, pudiera bailar libremente. La activista, mujer, negra y homosexual, nació en un cuerpo que tiene desde antes de su propia concepción todo un pre-concepto, todas las discriminaciones apuntadas, pero se apropió de él para constituirse presente y hacerse  herramienta de lucha. Como diría Merleau-Ponty «en vez de rivalizar con la espesura del mundo, la de mi cuerpo es, por el contrario, el único medio de llegar al amago de las cosas, haciéndome mundo».


SECCIÓN OFICIAL: DOCUMENTAL

 Instituto Francés
 MAR 13/6 22.30 h
Comprar Entradas para la Mostra Fire!! 2017

Comments

comments